Diferencias entre un blog y una página web: ¿qué es mejor?

Diferencias entre un blog y una página web: ¿qué es mejor?

Es probable que te lo hayas preguntado cientos de veces. ¿Debería tener un blog o una página web? Es cierto que hace años que los blogs se pusieron de moda, pero ahí siguen, dando guerra. Además, las páginas web son un producto que se ha ido revalorizando con el paso del tiempo. Cientos de empresas quieren la suya para promocionar sus servicios o productos. Entonces, ¿con qué nos quedamos? ¿con una página web o con un blog?

Qué es un blog

Un blog es un sitio web que puede estar incrustado dentro de la página web de una empresa o en solitario. Se trata de un ‘site’ muy popular donde, a modo de revista, su autor publica periódicamente contenidos. Estos contenidos reciben el nombre de ‘posts’ o ‘entradas’.

Además, tiene la característica de que su autor puede decidir si permite que los lectores añadan comentarios a sus artículos o no.

Desde su nacimiento ha evolucionado mucho el concepto de blog. Los usuarios se han dado cuenta de que sirven como potentísimas herramientas de marketing digital, tanto que han supuesto una revolución en el mundo profesional por haber democratizado el acceso a los negocios en Internet.

De hecho, hoy en día son muchas personas las que optan por recurrir al diseño profesional de blogs, independientemente del desarrollo de una página web.

Diferencias entre un blog y una página web

Ahora bien, ¿existen diferencias entre ambos? Pues no tantas como te piensas. Después de todo, un blog es una página web más, pero con algunas características específicas, funcionalidades que son las que hacen de ella un blog propiamente dicho.

Estas funcionalidades vienen implementadas en aplicaciones web o plataformas y servicios en la nube como Blogger o WordPress que, gracias a ello, hacen de la creación de blog algo bastante sencillo y rápido.

En cambio, una página web es el escaparate de una empresa. Existen blogs que se pueden integrar en sitios empresariales. De hecho, hay empresas que han creado bitácoras personales que están atrayendo a muchos usuarios. Al aportar contenidos útiles y profesionales, les están ayudando a mejorar el posicionamiento web.

Así que ante la pregunta del millón de si debes tener un blog o una página web, ¿por qué no ambos? Si tienes una empresa, debes tener en cuenta que un blog en una web de empresa bien lleva, funciona. Pero igual que en el caso de los autores individuales, hay que llevarlo con cariño.