El comercio electrónico ya se veía como el camino del futuro, pero ahora se ha hecho más evidente que nunca. La pandemia sirvió como acelerador para muchas industrias, impulsando las cosas años antes de lo que el crecimiento natural las habría llevado – y el comercio electrónico también se benefició de esta tendencia. Cada vez más gente se vio obligada a comprar por Internet, lo que puso de manifiesto las numerosas ventajas de los sitios web de comercio electrónico, tanto para las empresas como para los consumidores.

Las tiendas online permiten a tus clientes acceder a una amplia gama de productos y servicios, todo ello sin salir de su casa u oficina.

Menor coste con un e-commerce

Uno de los beneficios más tangibles de la venta a través de un e-commerce es el menor coste de todo, desde el lanzamiento inicial de tu sitio web de comercio electrónico hasta los costes generales de mantenimiento. Los costes de lanzamiento de las tiendas basadas en Internet suelen reservarse para el alojamiento web, el nombre de dominio, el diseño de la web, el diseño del logotipo y las tasas de inscripción relativamente bajas en las plataformas de comercio electrónico.

La automatización de las opciones de compra y pago reduce aún más los gastos de nómina, y como su negocio no requiere una ubicación física, ahorrará en alquiler y servicios públicos. Si opta por un negocio de dropshipping, puede incluso evitar la enorme inversión inicial que supone abastecerse de productos.

Sin limitaciones físicas

El comercio minorista físico está limitado por la zona geográfica concreta y atiende a un público particular -y limitado-. Su ubicación dicta dónde está su base de clientes y a qué zona puede dar servicio. No hay forma de evitar estas restricciones geográficas y globalizarse, no sin trasladar tu negocio de oficina a Internet.

Una página web disponible a todas horas

A diferencia de las tiendas físicas, que suelen tener un horario de trabajo fijo, su sitio web de comercio electrónico no tendrá restricciones horarias. Puede mantener el sistema de ventas en funcionamiento las 24 horas del día, los siete días de la semana. Por lo tanto, como negocio de comercio electrónico, puede maximizar sus ventas y beneficios, ya que el acceso a sus productos y servicios ya no está limitado por el horario de apertura de la tienda.

En cuanto al servicio de atención al cliente, el creciente uso de chatbots garantizará también la disponibilidad 24 horas al día, sin tener que pagar al personal para que esté allí. El cliente medio siempre agradecerá esa disponibilidad las 24 horas del día.

Ampliarás el negocio con tu e-commerce

Otra ventaja notable de tener una web para tu e-commerce es que facilita mucho la ampliación del negocio y la gestión del inventario.

Una persona y un sitio web; eso es todo lo que necesita técnicamente para poner en marcha una tienda de comercio electrónico, y puede partir de ahí. A medida que aumenten sus ventas, podrá diversificar su gama de productos y ampliar su negocio con unos costes operativos mínimos, lo que a su vez mejorará sus márgenes de beneficio.

Los sitios web de comercio electrónico también permiten simplificar la gestión del inventario y ajustar la oferta en función de la marcha general de su negocio. En resumen, puede desarrollar su negocio de comercio electrónico a medida que tus ventas crezcan.